jueves, 7 de julio de 2016

Los percentiles de la vida

Hoy desayunando se me ha ocurrido este título, así de repente. No parece que un par de salchicas y huevos pudieran inspirar a nadie. Pero creo que en esta ocasión fue la mezcla de todo, incluido el primer capítulo del ministerio del tiempo.

Los que tengáis hijos seguro que recordáis la preocupación de cuando nacieron. ¿Se desarrollará bien? ¿Está sano? Y los médicos se invintaron los percentiles. Al final los percentiles son un manera de interpretar las estadística, de tratar de predecir el desarrollo del pequeño en base a una estadística.

En esa misma línea, el siguiente paso es aplicar ese misma teoría a toda tu vida. Si estas dentro de los percentiles normales: Conoces novia en el instituto/trabajas/te casas/tienes hijos, estadísticamente tienes unas probabilidades muy altas de éxito en la vida.

Cuando te sales de los percentiles es cuando empiezas a tener problemas. Y botas y rebotas en la vida sin encontrar un hueco. Por que estas fuera de los percentiles de la vida. Últimamente, hay mucha gente fuera de los percentiles. 

lunes, 27 de junio de 2016

Mi Mac y yo

Trabajando en IT es normal que consideres a las máquina como algo más que meros instrumentos. Parece increíble pero a veces pienso que están vivas. En el fondo un ordenador se comporta como un gato. Solo hace lo que tú quieres, pero si él quiere.

Las frustraciones suelen crecer exponencialmente cuando te enfrentas a algún problema que no puedes resolver: una aplicación que se para, un ordenador que no arranca o uno que se niega a hacer lo que tu le has dicho.

He de reconocer que el nivel de frustración se redujo mucho desde que me cambié a Mac. A mí me introdujo al Mac un ex mio. Tenía un Mac Book Pro y me parecía el ordenador más sexy del mundo. Todo de aluminio, tan plateadito, con su manzanita fosforescente. Me hice con uno, de segunda mano, y desde entonces mi relación con la informática ha cambiado. El pobre lleva conmigo desde el 2013 y ya era del 2011.

El año que viene tengo planeado cambiarlo porque el pobre ya necesita un retiro. Pero no puedo evitar sentirme como alguien que está preparando una infidelidad, buscando el momento apropiado para romper con el antiguo y empezar con el nuevo. Solo espero que no empiece a comportarse mal en estos últimos tiempos. 

jueves, 23 de junio de 2016

El misterio del hojaldre

Estoy haciendo hojaldres en la cocina. Son para una actividad de equipo del trabajo. Hacemos super horneadas para celebrar el día de paga. Este mes me tocó a mi llevar algo.

Estaba observando lo hojaldres en el horno y quedé como fascinado durante 45 minutos. Al principio la masa parece perfecta en la forma en que la hiciste. pero luego empieza a convertirse en una masa bastante desagradable. Parece que se está cuarteando y haciendose incomestible. Empieza a burbujear como si estuviera viva y respirando. De repente, hace puff y empieza a subir. Se dora y queda estupenda para comer.

Es uno de los espectáculos más bellos que he visto nunca. Y también la forma más estúpida de perder el tiempo: Ver como se cocina la masa de hojaldre, pero bueno. nadie es perfecto.

¿Sabéis de qué eran los hojaldres?

sábado, 18 de junio de 2016

La primera entrada

Supongo que si tienes que explicar el concepto es que no has acertado en la creación del blog. O al menos, eso dicen por ahí. Puede que sí, puede que no.

Esta primera entrada va a ser para explicar lo que quiero hacer aquí. Y os aseguro que va a a ser simple.

A veces siento que tengo muchas cosas en la cabeza, mucha presión. Desde el fondo de mi cabeza surgen pensamientos que luchan por aflorar en mi interior, opiniones que nadie puede escuchar o que no tienen foro donde ver la luz. Durante esta última etapa de mi vida, tengo la sensación de que los pensamientos son como la fruta. Surgen, maduran en el ambiente correcto y están listos para comer o para transformarse más allá de lo que eran originalmente. Esta es mi forma de darle una oportunidad a esos frutos de crecer y expresarse para luego tener una casa definitiva donde vivir.

Este es un blog para mi. Para disfrutar dejando mis pensamientos en la red. No creo que a nadie le interese leer las pajas mentales de un cuarentón. Y probablemente este blog acabe como empezó, en silencio, pero no me importa. Nada es permanente o realmente durable.